Hace unos días dábamos el pistoletazo de salida a la 5ª promoción del programa superior en Dirección de Empresas de Mediación de Campus Allianz, la escuela de negocios de Allianz Seguros. Como ya apuntábamos en nuestro artículo de noviembre, se trata de un programa coordinado por Allianz y Barna Consulting Group en colaboración con la Fundación Universidad de Navarra, dirigido a la gestión profesional e integral de una empresa de mediación y que se lleva a cabo tanto en Barcelona como en Madrid.

Desde sus inicios, en 2014, esta formación ha sido, sin duda, un referente en cuanto a innovación en la formación específica de profesionales. Se trata de un programa con titulación universitaria que Allianz ha puesto a disposición de agentes y corredores que gestionan empresas de mediación o que ocupan cargos de responsabilidad en ellas.

Una formación innovadora

La idea de fondo que impulsó la creación de este programa fue la detección, por parte de Allianz, de la necesidad que los agentes y corredores dispusieran de sus propios planes comerciales y fueran capaces de diseñar sus propias estrategias. Por ello, no se trataba de crear un programa de ventas al uso para vender productos determinados, sino de ir más allá.

A raíz de esta necesidad, Barna Consulting Group planteó la creación de un máster capaz de transmitir un conocimiento avanzado que presentase un alto grado de aplicabilidad en el ámbito de la mediación y que les proporcionasen las herramientas y el asesoramiento adecuado para ejecutar sus estrategias con plena autonomía.

Para confeccionar el programa, se realizó un análisis previo en el que diversos consultores pudieron tomar contacto y realizar entrevistas tanto con agentes como corredores de diferentes puntos de España para evaluar sus necesidades de primera mano. El resultado de este análisis inicial fueron los 5 módulos que integran el que hoy es el primero de los tres bloques formativos.

Un programa capaz de adaptarse al cambio

Sin duda, se trata de una formación que permite adaptarse tanto a las necesidades de los participantes de manera individual como a las necesidades del sector, y este es otro de sus grandes valores. En efecto, la formación consta actualmente de 3 bloques formativos pensados para cursarse a lo largo de 3 años, pero aun así el programa permite poder cambiar el orden secuencial inicialmente planteado, incluso es posible hacer solo alguna de las partes y obtener una titulación del Campus Allianz.

Por otra parte, los contenidos están vivos y se revisan continuamente a partir de las necesidades planteadas o detectadas por los propios agentes, corredores o por la propia organización del máster. Hasta tal punto que, de las primeras 80 horas de las que constaba inicialmente la formación, se han incrementado hasta superar las 200 horas con dos bloques más de 64 horas cada uno.

El valor de un contenido específico para profesionales

Contar con una formación que mantenga la metodología de las escuelas de negocio y a su vez aterrice los contenidos a su campo de actividad son factores de incalculable valor que permiten:

  • Diseñar bloques cerrados y temáticas muy concretas que aborden exactamente sus necesidades.
  • Dar respuesta a situaciones reales. Algunos participantes, por ejemplo, venían ya con un plan comercial hecho y su objetivo era comprobar su validez o si requería nuevos enfoques o cambios.
  • Compartir experiencias con compañeros de profesión. No es una cuestión menor porque no solo se trata de la parte formativa, sino de todo lo que se crea en la clase, de relaciones, de ayuda mútua, de enriquecerse de las experiencias de los demás.
  • Mejorar el temario prácticamente al mismo ritmo que lo requiere su profesión gracias a sus aportaciones.

La importancia de la mejora continua

Por el momento han participado ya más de 200 agentes y corredores que, en su mayor parte, han formado parte del Club de Excelencia de Allianz, y el interés por la formación no solo sigue intacto, sino que, además de los nuevos participantes que van llegando, los que ya han realizado la formación nos han seguido manifestando su interés en no dejar de formarse porque siguen surgiendo nuevas necesidades. No es para menos, el mundo cambia muy rápido y cada vez es más importante dedicar parte de los esfuerzos a mantenerse al día en herramientas, conocimientos y experiencias.

De esta forma, nos encontramos con que no solo tenemos una gran formación que es una realidad consolidada, sino también una formación de futuro para la que se amplían las posibilidades en muchas direcciones. La mejora continua tiene muchos frentes, uno es el contenido, pero hay más, como la ampliación territorial de formaciones de segunda línea a otras comunidades autónomas, sesiones cortas más específicas y un largo etcétera que lo decidirán, sobre todo, las necesidades de la profesión.

Las personas

Que nunca se nos olvide que son lo más importante. Como ya comentaba, el entusiasmo que nos trasladan los participantes, el ambiente que se vive en esta formación, el compañerismo y las ganas de aprender unos de otros no son un añadido, son una de las claves. Lo mismo puedo decir de nuestro equipo. Para mi es un verdadero placer formar parte del equipo de docentes de Barna Consulting Group junto a grandes profesionales como Cosimo Chiesa, Josep Moncunill, Rafael Salazar o Sergi Ramo. Pero nada de esto hubiera sido lo mismo sin Silvia Martínez, coordinadora del curso, quien ha trabajado de forma incansable para que la formación, además de ser un éxito, siga creciendo día a día. Ella es la que mejor puede trasladar sus valoraciones en relación a esta formación, me quedo con algunas de ellas:

Silvia Martínez, coordinadora del programa superior en Dirección de Empresas de Mediación.

 

“El programa superior en Dirección de Empresas de Mediación fue una idea innovadora desde su misma concepción, en 2014, cuando arrancamos, no había nadie, ninguna aseguradora que lo hiciera. O se orientaban todas las formaciones a producto o no había nadie que lo hiciera. Éramos pioneros”.

“Se trata de un programa de una escuela de negocios, algo a lo que no siempre se puede optar, con el añadido de que lo hemos bajado a su terreno, con temáticas que se tratarían de forma más genérica en cualquier otra escuela de negocio pero que aquí se enfoca a su sector y a su día a día”.

“El gran valor de lo que ha hecho Allianz es no querer vender Allianz, sino estar cerca del agente y del corredor para ver qué necesidades formativas tienen y ayudarles”.

“En España no tenemos una cultura del seguro. Desde el punto de vista del cliente, el seguro es por obligación y se procura evitar en la medida de lo posible. Desde el punto de vista del vendedor, hasta ahora todo el mundo podía ser vendedor de seguros. Lo que se pretendía era profesionalizar el sector”.

“Una de las claves es que los participantes aprendan a dejar de ser vendedores de seguros y empiecen a ser asesores de riesgo”.