El impacto del comercio electrónico en el sector alimentario

Los hábitos de consumo están cambiando de forma acelerada en los últimos años. Los usuarios de internet disponen de más información en todos los ámbitos, incluyendo la compra de bienes y servicios, por lo que hoy nos encontramos con clientes más exigentes y, por lo general, menos fieles.

El comercio electrónico, también conocido como e-commerce, conlleva cambios significativos en el modelo de gestión de las empresas que operan dentro y fuera de la red. Estas últimas se ven obligadas a adaptar sus modelos de negocio para satisfacer las necesidades de los clientes conectados, que son cada vez más abundantes.

Pese a que en ocasiones la percepción sea la contraria, la venta a través de internet implica grandes cambios organizativos: reestructuración de procesos administrativos, mejora en la gestión de la atención al cliente, adaptación de las estrategias de marketing y ventas, disponibilidad de excelentes servicios logísticos o seguridad en las transacciones.

Hace unos días Amazon Prime Now aterrizaba en España prometiendo revolucionar el sector alimentario. El nuevo servicio de Amazon, complementario al lanzado a finales de 2015, permite realizar pedidos de productos frescos a través de internet y recibirlos en casa en una o dos horas, en función de los gastos de envío que el usuario desee asumir.

Este nuevo servicio supone un cambio disruptivo en el comercio electrónico de productos frescos en España en términos de precio, gestión de stocks, tiempos de envío y experiencia de usuario en el proceso de compra, puesto que los modelos de negocio de supermercados, grandes superficies y startups del sector no son igualables a los que ofrece el mercado electrónico.

Este nuevo modelo de venta a través de marketplaces, aún por explorar entre la mayor parte de empresas españolas, aporta múltiples ventajas a los fabricantes y distribuidores, puesto que permite reducir drásticamente los costes fijos y a su vez se obtienen beneficios derivados de la venta a través de internet: posibilidades de internacionalización, personalización de la venta, disponibilidad, visibilidad, …

Teniendo en cuenta la tendencia creciente del comercio electrónico en España y Europa, es conveniente que las empresas conozcan todas las posibilidades de venta a través de este canal para no perder su competitividad en el mercado.

 

Laia Morales
Socia Directora en Hispa Consulting Group

Deja un comentario

¿PODEMOS AYUDARLE?

Nombre y Apellidos*

Email *

Comentarios *