El año 2016 es el año de la transformación digital, o así lo observamos en las tendencias de búsqueda de Google, donde vemos que el interés por este término ha crecido exponencialmente. 

Aún así considero que el uso de este término es erróneo, puesto que lo que estamos viviendo es una transformación en todos los aspectos de nuestra vida personal y profesional. Hemos cambiado la forma de comunicarnos, de relacionarnos, de comportarnos, de informarnos, de trabajar; y lo hemos hecho a una velocidad superior a las empresas.

Las expectativas y las necesidades de los clientes, usuarios y consumidores han cambiado, y no porque sean más digitales o más millenials, sino porque el entorno en el que convivimos ha cambiado. No hace falta buscar emasiado en el entorno empresarial para ver que la transformación es real, que las cosas ya no son lo que eran. Pongo algunos ejemplos:

  • A las productoras audiovisuales ya no les basta con crear una serie de animación y venderla a las grandes empresas de comunicación. El usuario quiere participar y disponer de contenidos adicionales que le aporten valor.
    Las series para niños y jóvenes ya no tienen razón de ser sin un vlog de sus personajes en Youtube, fotografías y vídeos en 360º, vídeo content con consejos de moda, maquillaje o cualquier otro aspecto relacionado con la serie. Los espectadores han dejado de serlo para convertirse en participantes.
  • La empresas de formación se ven forzadas a cambiar, particularmente cuando hablamos de training empresarial. Los directivos responsables ya no buscan charlas eternas frente a una pantalla con soporte en PPT, sino dinámicas de trabajo, gamificación, contenido de vídeo en primera persona, realidad virtual o aprendizaje en base a experiencias y modelos de participación.
  • La distribución tampoco está exenta. Según el último estudio de e-commerce publicado por IESE Business School y Nielsen, “Digital and ecommerce initiatives: present and future, 2016”, aún no existe un perfil de liderazgo claro frente a las iniciativas de comercio electrónico, que actualmente están coordinando personas con cargos muy diversos: CEO, CMO, CTO, CDO o COO. La pregunta en muchas de estas grandes empresas sigue siendo, ¿e-commerce como canal de venta o como estrategia empresarial?.Mientras las grandes empresas siguen explorando sin demasiado éxito nuevos modelos de negocio, otras empresas mucho más jóvenes aparecen con apuestas rompedoras como Amazon Prime Now.
  • Las empresas de servicios profesionales también ven un horizonte muy distinto al actual. Las redes sociales ayudan a posicionarse (o desposicionarse) de manera muy efectiva. La venta consultiva requiere de grandes dotes relacionales y habilidades de social selling para aprovechar las oportunidades en la red. LinkedIn entra con fuerza en el puzzle como referente en el ámbito profesional, con más de 400 millones de usuarios y 2 nuevos miembros por segundo.
  • A los medios de comunicación se les presentan nuevos retos, ya no hay café para todos. Los clientes quieren contenido personalizado, en el momento que les vaya bien y a través del dispositivo más adecuado en cada momento. Los medios deben aprender a rentabilizar sus datos mediante el uso del smart data, menos ambicioso que el big data pero igualmente efectivo.
  • También ha cambiado el retail, que se enfrenta a un nuevo modelo de compra y venta, donde las decisiones de compra están altamente influenciadas por personalidades de internet y por el impacto de las redes sociales. Un sector que se enfrenta a modelos totalmente diversificados y en cual tienen que encontrar su espacio: ¿ROPO, BOPS, Showrooms o todo online u offline?

 

 

El mundo está cambiando y el entorno empresarial se ve obligado a actualizarse. La transformación ya no es una opción, es una necesidad y las tres preguntas que debemos formularnos son las siguientes:

1. ¿Estamos preparados para afrontar este cambio?

.
2. ¿Nuestra cultura corporativa está preparada para sumergir la empresa en amplios procesos de innovación y creatividad?

.
3. ¿Nuestros equipos están preparados para subirse al “carro” de la transformación?

Logo Hispa logo barna consulting

Deja un comentario

¿PODEMOS AYUDARLE?

Nombre y Apellidos*

Email *

Comentarios *