Aunque hay muchas definiciones, formas y matices de liderazgo, en esencia, en lo que todos coincidimos para definirlo es que liderar es la capacidad de influir en los otros para conseguir los objetivos de la organización implicándolos en un proyecto común.

Uno de los gurús del management que ha ofrecido un análisis interesante sobre liderazgo es el escritor y motivador británico Simon Sinek. En su charla en TED en el año 2009 acerca de la inspiración de los líderes, Sinek, nos plantea la pregunta que nos hacemos cuando estamos ante un buen líder: «¿por qué, disponiendo de los mismos recursos, hay personas (y empresas) que son capaces de conseguir cosas sobresalientes y por encima de la media?». Aquí reside la verdadera clave del liderazgo.

Para el autor británico la respuesta está en el famoso “círculo dorado” (golden circle). Sinek afirma que la gran mayoría de las empresas tienen claro a qué se dedican o qué hacen (“WHAT”). Algunas incluso tienen una conciencia plena de cómo lo hacen o qué procesos siguen (“HOW”). Pero lo que muy pocas empresas tienen claro es la misión, el por qué lo hacen (“WHY”). Y esto explica la manera en que los líderes comunican: de dentro hacia afuera, no al revés, como hacemos la mayoría.

Pensando en esta idea, recordé este post sobre Los archivos del Pentágono, donde analicé diferentes tipos de liderazgo, y al revisar la teoría de Simon Sinek, me ha hecho poner la mirada en Meryl Streep. Para mí, es una actriz líder, y la clave de ese potencial y esa capacidad de influencia que hace que el trabajo donde se involucra brille están muy relacionados con cómo lidera.

Si buscamos ejemplos de liderazgo en el cine nos vienen a la cabeza nombres que comparten una característica única y diferenciadora: la perdurabilidad. Muchos de ellos son premiados con el máximo reconocimiento, el Oscar.

Por eso, he llegado a la conclusión de que si los Oscar tuviesen una categoría al liderazgo femenino, una de las premiadas, sin duda sería ella.

El Oscar al liderazgo es para… Meryl Streep

¿Qué valores de liderazgo representa Meryl Streep?

  • El POR QUÉ de lo que hacemos: Meryl Streep tiene una misión muy clara y esa misión ha supuesto la perdurabilidad de su reconocimiento: con más de 40 años en la profesión, con más de 40 películas y 68 años, sigue demostrando que una mujer puede seguir siendo un éxito de taquilla e interpretar grandes papeles protagonistas independientemente de su edad.
  • Persistencia: ha sido candidata a 21 Oscar y ha ganado 3. El primero que obtuvo fue por mejor actriz de reparto en Kramer contra Kramer. El segundo fue como mejor actriz protagonista, por La decisión de Sophie. Y el tercero, por encarnar a Margaret Thatcher en La Dama de hierro.
  • IQ, EQ y LQ: Meryl Streep es ejemplo de conciliación laboral. En una entrevista reconocía que “Mis cuatro hijos me recuerdan continuamente que, como ser humano, tengo limitaciones muy definidas”. Como actriz y como persona es consciente de que sus estados de ánimo y su comportamiento afectan a todas las personas que le rodean.
  • Capacidad de adaptación: El ser humano tiene múltiples facetas y Meryl Streep hace que el rol de la mujer que representa las abarque todas: desde La Dama de Hierro a la cocinera Julia Child; desde la madre abnegada de Los Puentes de Madison hasta cruel en August o divirtiéndose cantando en Mamma Mía. También es muy conocida por su habilidad de imitar un gran número de acentos, desde el danés-inglés en Memorias de África, al inglés británico en La mujer del teniente francés y La dama de hierro hasta el notorio acento del Bronx de Nueva York en La duda.
  • Gratitud: Una de las características que más apreciamos del liderazgo es la gratitud. “Lo que sí sé es que soy una persona agradecida. Tengo amigas que no han tenido las mismas oportunidades. Y a mí me tocó aprovechar esa transformación, y soy muy consciente de que mi experiencia ha ayudado a cambiar la vida de muchas más. Muchas actrices que cuando cumplieron los 50 años hubiesen visto que sus carreras estaban terminadas, siguen siendo grandes estrellas”.

Pero de lo que está más orgullosa Meryl Streep es de haber interpretado a mujeres extraordinarias de todo tipo y de seguir apostando por el liderazgo femenino. Como ella misma dice “Esta es una puerta que no se cerrará porque ya tenemos un pie en ella”.