Estamos muy orgullosos de que el Banco Sabadell haya vuelto a confiar en nosotros para impartir el programa “Desarrollo en habilidades comerciales”. Esta formación va dirigida a aquellos profesionales que han entrado en el banco como parte del Plan Cantera, en concreto como Directores de Negocio, figura especializada en un sector clave y en pleno crecimiento: los negocios, comercios y autónomos.

A lo largo de los últimos meses, hemos trabajado con ellos para formarlos y orientarlos como expertos en la captación, satisfacción y fidelización de los clientes.

Esta figura tan novedosa en el sector bancario se ha especializado, a su vez, en dos: los Directores de Negocios orientados a la captación (DNEG de Captación) y los orientados a la fidelización (DNEG de Fidelización) de clientes. Los primeros tienen como objetivo atraer a nuevos clientes al Banco Sabadell; los segundos, conservar la cartera existente.

Este proyecto ha supuesto un gran reto para nosotros y una satisfacción todavía mayor, ya que iniciativas como esta refuerzan el posicionamiento de la entidad en el segmento de negocios y pymes.

Las claves del éxito

Las dimensiones del programa y la importancia que tiene para el Banco Sabadell han hecho de este plan de formación uno de los más ambiciosos y exigentes que hemos impartido. Estas han sido las claves de su éxito:

  • La motivación y el compromiso hacia la marca. Uno de los objetivos principales ha sido que los profesionales estén orgullosos de pertenecer y representar al Banco Sabadell. Se ha resaltado la importancia de su labor como Directores de Negocio, ofreciendo un servicio personalizado a los clientes y un valor añadido respecto al resto de bancos.

 

  • La aplicabilidad práctica de los contenidos. Hemos centrado cada sesión en desarrollar habilidades y competencias que los participantes pueden poner en práctica en su trabajo diario. Hemos trabajado casos prácticos, role plays de negocios y empresas de distintos sectores (restaurantes, agencias, inmobiliarias, gestorías, etc.), con ejemplos de clientes habituales que tienen que visitar.

 

  • El acompañamiento. Se ha llevado a cabo un estrecho seguimiento por parte del ponente: en cada sesión los participantes han recibido una valoración de su desempeño con consejos para mejorar. Esto nos ha servido para ver claramente su progreso y evolución a lo largo del programa. Además, desde Barna Consulting Group también hemos mantenido una comunicación fluida y continua con el Banco Sabadell, que ha tenido una implicación máxima en la formación.

 

  • El compañerismo y la confianza. Al compartir experiencias tanto dentro del curso como en las oficinas del banco, los alumnos han estrechado lazos y han sido un apoyo fundamental los unos para los otros. Se ha generado un ambiente de cohesión y trabajo en equipo.

 

  • La buena organización para el reto digital. La modalidad remota añade una dificultad más a la formación: hay que asegurarse de mantener los mismos niveles de calidad, participación y dinamismo que se tendrían en los encuentros presenciales. Para ello, hemos contado con la figura de coordinador de grupo. Esta ha sido la persona de referencia para convocar las reuniones, encargarse de los “deberes” de los alumnos, resolver dificultades técnicas, etc. Nos enorgullece poder decir que, gracias a esta figura, no hemos tenido ni una sola incidencia en toda la duración del programa.

 

Uno de los aspectos más motivadores de este curso ha sido comprobar que los participantes están más preparados para asumir retos y desarrollar su carrera profesional en el banco.

Con este compromiso, tanto ellos como el Banco Sabadell están dando pasos clave para el crecimiento personal y profesional. Por eso queremos que este Programa de Formación siga adelante con sesiones presenciales y de seguimiento, y con nuevas remesas de jóvenes ilusionados en nuevas ediciones. Cuando un programa tiene éxito, hay que darle continuidad, y este es un claro ejemplo.