¿Alguna vez os ha pasado que, tras un período frenético de trabajo, cogéis vacaciones y caéis enfermos? Esos tan ansiados días de relax tras un periodo intenso de trabajo y estrés se convierten en momentos de cama, analgésicos y visitas a urgencias.

Muchos autores, entre ellos el alemán Dr. Hamer,  han demostrado que las enfermedades no existen como tales sino que se trata de programas biológicos cargados de sentido. “La enfermedad tiene pues un sentido; es un programa biológico de supervivencia para suprimir el estrés fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo”.

La biodescodificación es el método que nos ayuda a encontrar el conflicto que nos perturba para tratarlo, a fin de resolver nuestro problema interno. Es aprender a descodificar numerosas enfermedades físicas.

Hace más de 20 años, el Psicólogo español Enric Corbera, desarrolló esta teoría que actualmente ha evolucionado hacia la BioneuroEmoción, acercándola a la madurez emocional, provocando cambios neurológicos y biológicos en la gestión de los conflictos internos de las personas afectadas.

La clave que se deriva de todo lo expuesto anteriormente es el “desaprendizaje”. Nuestras neuronas se conectan y se desconectan constantemente para adaptarse y percibir el mundo que nos rodea. Las emociones son la herramienta para llevar a cabo todos estos cambios. Sabemos que todo aquello que las personas no experimentan con emoción, no lo aprenden o no lo recuerdan. Las conexiones neuronales están en conexión directa con nuestras emociones y estos cambios neuronales, provocan cambios fisiológicos y biológicos.

La BioNeuroEmoción es el arte de encontrar la emoción oculta, la que se halla asociada al síntoma y el sentido que tiene desde la historia personal, familiar y transgeneracional, para hacerla consciente y así poderla tratar mediante técnicas de desaprendizaje, y de esta manera favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trabajar dicha emoción transformándola. En definitiva, propone la madurez emocional de la persona, el paso de la adolescencia emocional a la adultez emocional, donde empieza a darse cuenta de que sus emociones afectan a su salud, y como consecuencia de ello estas influyen en todo su entorno, y al que debe aprender a gestionarlas y, a ser posible, trascenderlas.

¿Cómo se trabaja la BioNeuroEmoción? Se desarrolla a través de una metodología PNL (Programación Neurolingüística), La Hipnosis Ericksoniana, El Transgeneracional, El Proyecto Sentido y Los Ciclos Biológicos Memorizados.

En definitiva, cada vez está más claro que la conexión cuerpo-mente y el equilibrio entre ambos es una combinación segura hacia el bienestar físico y emocional y que son dependientes uno de otro.

 

Alicia León
Consultora

 

[border margin=»no»][/border]

Foto: Lies Thru a Lens. Modified version. Algunos derechos reservados