¿Qué opinarías si te dijera que está en tus manos cambiar tu realidad?
He hecho esta pregunta a mucha gente y la mayoría me dice que si eso es posible quieren aprender a hacerlo cuanto antes. Incluso sabiendo que podemos mejorar enormemente nuestra calidad de vida, no lo hacemos. ¿Por qué no? Puede ser por varios motivos: pereza a cambiar hábitos (excusas) o temor a no controlar la nueva situación (quedarse en la zona cómoda), miedo a fracaso (creencias limitantes), etc. Aquí aplicaría la frase “Juzga a alguien por lo que hace y no por lo que afirma que hará.”

Vivimos la vida como si llevásemos otra en la mochila; como si esto fuera un ensayo de la vida que viviremos más adelante! Jorge Bucay describe en su fábula “El cementerio de la Felicidad” una costumbre muy arraigada en un pueblo, por la que los habitantes anotan en una agenda personal esos momentos que disfrutan de verdad y anotan también la duración de ese momentazo. Cuando uno de ellos fallece, suman los minutos de felicidad anotados en su agenda y anotan en su lápida esa cifra como “días realmente vividos”; lo demás no cuenta.
¿Has olvidado lo que es realmente importante para ti? ¿Por qué no das siempre tu 100%? ¿A qué estás esperando? ¿Para qué o para cuándo estás reservando tu mejor versión?¿Por qué pesa más hacer lo correcto que lo que realmente sientes?
Cuando una persona decide que quiere coger las riendas de su vida está diciendo sí a asumir la responsabilidad de lo que le ocurre y dejar de buscar culpables externos. Cuando eso ocurre sientes la satisfacción de dirigir tus pensamientos, tus sentimientos, tus actitud y tu comportamiento hacia donde tú decides. Ahí es donde habita la felicidad. ¡Bienvenido a la libertad de decidir cómo te quieres sentir!

La pregunta es, ¿cómo y por dónde empiezo yo a liderar mi vida? Aprende algunas claves en la formación presencial “Liderarse para Liderar”.

 

Maite Vallet
Socia Directora de Barna Coaching Group

 

 

[border margin=»no»][/border]

Foto: Ruurmo. Modified version. Algunos derechos reservados