¿Tu empresa se ha adaptado bien a la nueva cultura del teletrabajo? ¿Crees que no le estáis sacando todo el provecho posible?

Puede que estéis dedicando más horas que antes a las reuniones, pero estéis obteniendo peores resultados. Tal vez han surgido malentendidos y errores de comunicación en los últimos meses. Es posible que notes una productividad más baja que antes de la pandemia y un descenso en la motivación de tus equipos. O incluso que te esté costando más que nunca cerrar nuevos clientes y mantener una buena relación con los actuales.

Si alguna de estas premisas te suena, es probable que necesites ayuda en la implantación del teletrabajo. Descárgate nuestro documento para detectar cuántos puntos de la lista cumples y así poder ponerle remedio cuanto antes.