Conozco a Jano Galán desde la infancia. Recientemente le han diagnosticado ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) una enfermedad degenerativa que hoy en día no tiene cura y con una esperanza de vida de 2 a 5 años. El diagnóstico de su enfermedad y la lectura de “protagonista o espectador” junto con otros motivos, fueron los detonantes de mi cambio de vida profesional.

Jano, máster en Coaching Organizacional acreditado por la Escuela Internacional de Coaching lidera actualmente una fundación de ayuda a la investigación de enfermedades motoneuronales (Proyecto DGeneración). Después de ser entrevistado por varios medios de comunicación (La Contra de la Vanguardia) y colgar un video sobre su afán de superación, se ha convertido en un líder inspiracional para muchos. Le pedí que compartiera en nuestro blog con nosotros sus reflexiones después de leer el libro “Protagonista o Espectador” de Cosimo y Carlotta Chiesa: «Hoy en día, donde la información es algo disponible para todos a un solo click de distancia, escribir a cerca de algo no es una labor muy difícil. Que lo escrito sea fuente de inspiración para otros es otra cosa. “Protagonista o Espectador” es un desafío constante para quien realmente quiera dar un paso adelante en su manera de entender la vida y así mismo. Solo deberíamos leer este libro si estamos dispuestos a correr riesgos, si estamos convencidos que podemos y debemos seguir aprendiendo para evolucionar, desarrollarnos y crecer».

A través de un sencillo y a su vez sutil diálogo Cosimo y Carlotta nos muestran la diferencia entre saber y tener información. No proponen una guía o pauta de crecimiento personal o profesional, sino que, utilizando una sensibilidad muy profesional, nos dan la posibilidad de vernos más grandes a nosotros mismos de lo que jamás habíamos imaginado. Este método, aplicado a la consultoría, es una propuesta de vanguardia en el sector; donde cualquier ejemplo, consejo y experiencia compartida, ya ha caducado en el momento de presentarla y pasa a ser mucho más interesante, seductor y potente ofrecer un programa de crecimiento inspiracional sin límites ni techo. De esta manera cualquier problema, dificultad o crisis pasa a ser un espacio lleno de posibilidades, ilusiones y logros. Desde mi humilde posición felicito a los autores de este libro por su capacidad de hacer fácil y cercano algo tan complejo y abstracto como es hablar de la inteligencia emocional y proponer una cultura donde no hay espacio para queja, la frustración. No quisiera concluir este post sin antes destacar un dato muy importante que hace de este libro un claro ejemplo de cómo poner en práctica el programa que propone la International Coach Federation (ICF) como organismo de mayor reconocimiento mundial de coaching. Lo podemos reconocer en “Protagonista o Espectador” de una manera muy terrenal y aplicable, ¡otro mérito a destacar! no se les ha escapado ningún detalle.

¡Gracias por vuestro trabajo!, Jano

 

Jano Galán y su familia
Jano Galán y su familia

¡Gracias a ti Jano por esta lección de vida que nos das cada día!