La manera en la que está liderada una empresa, determina los lazos que se tejen entre los trabajadores. Un trabajador feliz proporciona estabilidad a su compañía