Sé tú mismo, también en entornos virtuales

manos tecleando un ordenador portatil

Todos queremos agradar. Es lógico. Deseamos que nuestras relaciones personales y laborales sean satisfactorias y que nuestros clientes estén contentos con el trato que reciben y los productos que les ofrecemos. Pero ¿qué ocurre cuando, en el intento de agradar a toda costa, dejamos de ser nosotros mismos? En Occidente, muy pocas veces reflexionamos sobre […]

Leer más…