La atención al cliente es esencial para fidelizar. El vendedor que no va a desaparecer es el que aporta valor al producto.